El grupo de investigación de Fundación Boreas detectada trazas de lindano en el ibón de Sabocos.

El grupo de investigación ibones de la Fundación Boreas, integrado por investigadores de la Universidad de Zaragoza, que estudia la salud ambiental de los ibones del Pirineo oscense, ha detectado trazas de lindano en el ibón de Sabocos, como se hacía eco el ayer domingo 26 de octubre el Heraldo de Aragón en sus ediciones impresa y digital.

El ibón de Sabocos es un lago de alta montaña situado en las inmediaciones de la estación de esquí de Panticosa, a 1.900 metros de altitud y unos 30 kilómetros de Sabiñánigo,  y que este grupo lleva estudiando más de una década.

Localización del ibón de Sabocos y del nuevo depósito de seguridad de Bailín (Fuente: modificado de Google Earth).

Durante los años 2010 y 2011 se realizó una primera aproximación al estudio de potenciales contaminantes provenientes del transporte atmosférico en los lagos de Baños y Sabocos. Este trabajo preliminar reveló la presencia de posibles contaminantes metálicos y orgánicos que debían ser estudiados con urgencia y en mayor profundidad debido a su potencial toxicidad y efecto ambiental.

El análisis de compuestos orgánicos persistentes en las aguas del lago de Sabocos, realizado por el Laboratori d’Espectrometria de Masses-Contaminants Orgànics (IDAEA-CSIC), mostró en algunas familias de compuestos organoclorados alteraciones respecto a sus proporciones habituales, lo que podría sugerir un foco de contaminación cercano. En el entorno del ibón de Sabocos se sitúan los vertederos de Balín y Sardas (término municipal de Sabiñánigo), en los que se encuentran depositadas unas 115.000 t de lindano, unos de los mayores depósitos del mundo.

Estos resultados preliminares nos llevaron a plantear una nueva línea de investigación, cuyo principal objetivo era encontrar el origen de esa contaminación. Después de infructuosos intentos para obtener ayudas a la investigación que nos permitieran sufragar los gastos, el grupo decidió pagarlo de su propio bolsillo ante el anuncio del inminente traslado de los residuos de lindano.

En mayo de 2014 comenzó la trasferencia de los residuos más peligrosos a un nuevo depósito de seguridad situado en el propio Bailín. Por ello, resultaba de gran interés analizar la concentración de este compuesto antes, durante las obras para controlar si este proceso provoca la emisión de contaminantes. Así el 6 de abril de 2014 se realizaba una toma de muestras antes del movimiento de los residuos (c.f., http://fundacionboreas.org/?p=1494), y el 28 de agosto otra coincidiendo con los trabajos de traslado del vertedero al nuevo depósito de seguridad de Bailín (c.f.,  http://fundacionboreas.org/?p=1520). Está pendiente la realización de nuevas campañas de muestreo una vez finalizadas las obras, con el objeto de valorar los posibles impactos que han generado y, en concreto, el que pudiera ocasionar los trabajos de traslado de los residuos (proyecto solicitado al premio de investigación Ángela López Jiménez promovido por Consejo Económico y Social de Aragón).

Hasta que no hayamos analizado todos los datos no podremos contrastar nuestras hipótesis, que intentan situar el origen de la contaminación de Sabocos en la dispersión de contaminantes procedentes de los vertederos de Bailín y Sardas, y comprobar si las obras han producido algún tipo de impacto en el lago.

Más información:

This entry was posted in Investigación. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>