Noise in Europe 2014, nuevo informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente

Con fecha 19 de diciembre de 2014 la Agencia Europea de Medio Ambiente (European Environment Agency, EEA) hace público su décimo informe de este año con el título Ruido en Europa 2014 (Noise in Europe 2014).

El paisaje sonoro europeo está amenazado, y este informe se propone cuantificar la magnitud del problema, evaluar qué medidas se están tomando y prevenir aquellas situaciones que pudieran surgir en el futuro a fin de corregir el problema.

La contaminación acústica es un problema ambiental de creciente interés. Ocasionada por amplio número de fuentes está omnipresente en los ambientes urbanos y cada vez más presente en los entornos naturales. Genera un amplio espectro de efectos adversos, que van desde la alteración del bienestar de las poblaciones humanas y animales (tanto terrestres como acuáticas), del entorno laboral y escolar disminuyendo de la productividad y dificultando el aprendizaje, a problemas de graves salud, causando un elevado coste económico que ha sociedad debe asumir.

Los mensajes clave de este informe son:

  • Uno de los principales problemas de salud ambiental en Europa es la contaminación acústica.
  • Se estima que unos 125 millones de personas están expuestas a  niveles de ruido Lden (día-tarde-noche) superiores a 55 decibelios (dB), cuya principal fuente se encuentra en el tráfico rodado,
  • Anualmente en Europa el ruido ambiental es responsable de:
    • al menos 10 000 casos de muerte prematura,
    • casi 20 millones de adultos sufren molestias y otros 8 millones sufren trastornos del sueño,
    • más de 900 000 casos de hipertensión y
    • 43 000 hospitalizaciones.
  • Se necesita más evaluación de los efectos del ruido sobre el paisaje sonoro, incluyendo áreas de vida silvestre y tranquila.
  • Las pretensiones del Séptimo Programa de Acción Medioambiental de la Unión Europea (UE) son altas, ya que se marca el objetivo de disminuir significativamente la contaminación acústica en la UE para 2020, acercándose a los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  • La información reportada por los países en la última ronda de presentación de informes a la UE (un 44% de la cantidad esperada), dificulta la realización de una evaluación completa del problema y el análisis de las perspectivas de futuro.
  • La falta de métodos de evaluación comunes y comparables a menudo son el origen de inconsistencias significativas en la estimación de la exposición, tanto entre diferentes países como dentro de un mismo país, a partir de los datos aportados en las dos rondas de informes.
This entry was posted in Divulgación científica, Medio ambiente, Medios, Sensibilización medioambiental. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>