Muestreos estivales en los lagos glaciares del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido: lago de Marboré y lago Helado

El pasado fin de semana, días 20 y 21 de agosto, investigadores de la Universidad de Zaragoza muestrearon los lagos glaciares del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Gracias a la colaboración e inestimable ayuda del equipo de investigadores del Instituto Pirenaico de Ecología liderado por el Dr. Blas Valero, pudieron acceder al lago Helado y al lago de Marboré, y continuar con los muestreos periódicos que vienen realizando en los lagos altoaragoneses. Estas actividades son complementarias a las realizadas dentro del proyecto: “Valoración del estado de conservación que presentan dos ibones situados en el Pirineo oscense, Baños y Sabocos: diagnóstico, análisis comparativo y propuesta de alternativas para su gestión“, financiado por el Instituto de Estudios Altoaragoneses.

Lago Helado….

El lago Helado se sitúa a 2.980 m de altitud, entre el Cilindro y el Monte Perdido. Su particular acceso, complicado durante todo el año, y la cantidad de material que es necesario transportar para poder realizar los muestreos, hacen indispensable contar con la ayuda de un helicóptero para poder desarrollar las tareas.

Esto fue posible el pasado fin de semana, gracias a la inestimable ayuda del equipo de investigadores del Instituto Pirenaico de Ecología (IPE), liderado por el Dr. Blas Valero. De este modo, el sábado, día 20 de agosto, un equipo multidisciplinar de investigadores se concentró en las inmediaciones del Parador de Pineta para comenzar unas maratonianas jornadas de campo que durarían hasta entrada la noche del domingo.

A las 9:30 a.m. varios investigadores de la Universidad de Zaragoza, contando con la colaboración de buceadores del club Zaragoza Club Odisea, comenzó su acceso al lago Helado. En esta ocasión, gracias a la situación anticiclónica dominante durante todo el fin de semana, las condiciones meteorológicas no supusieron ningún impedimento para el transporte.

A las 10:00 a.m el equipo de trabajo ya se encontraba en las inmediaciones de este lago. Las primeras tareas se centraron en los muestreos de agua, sedimentos y material biológico para poder continuar con el seguimiento periódico que se viene realizando del estado medioambiental de los lagos altoaragoneses.

De este modo, se muestrearon las comunidades de macroinvertebrados bentónicos que habitan en este lago, se tomaron muestras de agua y fitoplancton en superficie y a la profundidad máxima – 4,2 m -, y se muestrearon sedimentos de su fondo. Para ello, se contó con la colaboración de los buceadores Alfonso Pardo y Jorge Burgos que, realizando esta primera inmersión en el lago Helado, establecieron un nuevo record de buceo en altitud. A este respecto, merece la pena destacar la repercusión en los medios que ha tenido este record deportivo.

Posteriormente, una vez realizados todos los muestreos, los buceadores realizaron la primera limpieza subacuática de este lago. La cantidad de desperdicios acumulados en su lecho -latas, botellas, bolsas de plástico, una bolsa de saco de dormir, un mango de piolet,…- y su cuantificación, ha permitido documentar y realizar una primera valoración medioambiental del impacto que las actividades recreativas tienen sobre esto sistema lacustre.

Finalmente, la última actividad realizada durante esta jornada de campo consistió en la toma de datos topográficos para la posterior elaboración de la primera cartografía batimétrica de este lago.

Lago de Marboré….

Todavía con cansancio acumulado, el domingo, día 21 de agosto, continuaron los trabajos. En esta ocasión se muestreó el lago de Marboré, situado a 2.590 m de altitud. Este lago se sitúa sobre una cuenca asimétrica que se abre hacia el Este, desaguando en el río Cinca.

Del mismo modo que durante la jornada anterior, en esta ocasión se volvieron a tomar diferentes muestras de agua, sedimentos y material biológico para su posterior análisis en el laboratorio. Este ha sido el tercer año que se muestrea este lago, por lo que es esperable que los resultados obtenidos permitan profundizar en la comprensión de la naturaleza y dinámica que presenta este sistema lacustre.

Finalmente, el buceador Alfonso Paro aprovechó las últimas horas de la jornada para continuar con las limpiezas que se vienen realizando del lecho de este lago. En esta ocasión se volvieron a encontrar residuos diversos, y se volvió a constatar el impacto que el ser humano ejerce sobre estos lagos tan peculiares.

ENLACES RELACIONADOS:

El proyecto:

Tomas de muestras:

Actividades de difusión:

Otras reseñas en los medios de comunicación:

  • Recopilatorio: La investigación medioambiental de los ibones en la prensa
  • Heraldo de Aragón (22/01/2011). Un estudio alerta del impacto del hombre en los ibones del Pirineo, Heraldo de Aragón, p. 7.
  • Diario del AltoAragón (05/03/2011). Camino hacia un decidido modelo de gestión para los ibones. Suplemento de Caza, Pesca y Medio Ambiente, Nº 38,  p. 33.
  • Periódico de Aragón (07/04/2011). Al filo de la ciencia imposible, Suplemento I+IDEAR, p 6.

This entry was posted in Investigación, Medio ambiente. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>